domingo, 2 de marzo de 2014

CUANDO SEAS VIEJA, DE WILLIAM BUTLER YEATS.




Cuando seas vieja, gris y cansada,
y cabeceando junto al fuego, tomes este libro,
y lentamente leas, soñando con la mirada suave
que tus ojos un día tuvieron, con sus profundas sombras;
Cuántos adoraron tus instantes de alegre gracia,
y amaron tu belleza con amor falso, o verdadero;
pero un hombre amó el alma peregrina en tí,
y amó las penas de tu rostro que cambiaba.
E inclinándote junto al resplandor de los leños,
murmures, un poco triste, cómo huyó el amor,
cómo flotó lejos sobre las montañas,
y escondió su rostro entre una multitud de estrellas.

6 comentarios:

sabores compartidos dijo...

oh que poema tan triste amigo. Cudnao llegas a la vejez que al menos no haya desaparecido el cariño aunque el amor fisico ya no pueda ser el mismo.
un abrazo amigo

Samantha dijo...

La tristeza forma parte de la vida. Interesante poema.

Gracias por seguirnos y estar siempre ahí en nuestro blog.

Un abrazo!

adis dijo...

Espero que cuando sea vieja , el amor no me haya abandonado y que continue junto a mi en el camino, sino seguramente la tristeza acabaria conmigo

besitos

BATOOSAHI dijo...

Sabores... No importa la edad si el amor es verdadero, saludos.

Samantha... Gracias por pasar, siempre pasaré por allí y visitaros, besos.

Adis... Tranquila, ya veras como no cambia nada, besos.

VaNe dijo...

Que maravilloso escrito...
Creo que a lo que más temo es llegar a mi vejez sin el amor de emi vida al lado!...

Un beso y un abrazo enorme!
.-VaNe-.

BATOOSAHI dijo...

VaNe... Tranquila eso no sucederá, besos.