jueves, 2 de diciembre de 2010

ELLA, 4ª Parte: Una mala noticia.



 
 
Nada más llegar al jardín de esta Mansión, dos jovenes señoritas, que estaban cortando unas rosas del jardín, al percatarse de mi presencia, comenzaron a gritar y acercarse a mí corriendo, en un instante las tenía a las dos colgadas de mi cuello y besandome en las mejillas.
 
-¿Has regresado?, ¿Estas de vuelta?- gritaba una de ellas.
-¡Que alegría, el tenerte de nuevo aquí!- chillaba la otra. 
-¡A ver, a ver!, ¿Es esta la forma de comportarse de dos señoritas?- les pregunté en un tono algo serío.
-¡Siiii!- contestaron al unísono, ambas chicas, mientras seguían abrazandome.
-¡Vamos, entra! Padre y Madre estaran contentos de verte.- me propuso una de las señoritas, mientras se descolgaban ambas de mi cuello.
-¡Venga, vamos! No les hagas esperar.- me dijo la otra, mientras me empujaba hacia la entrada de aquella casa.
-¿Y vuestro hermano?- les pregunté.
-Nuestro hermano sigue estudiando fuera.- me contestó una de ellas.
-Es una pena tenía ganas de verlo a él también, siempre hemos tenido una buena amistad.- añadí.
 
Las dos gemelas me llevaron hasta un salón, donde estaba servido el desayuno, colocaron las rosas en unos jarrones que había en la mesa junto a la comida y después, gritaron a la vez:
-¡Padre, Madre; venid, tenemos visita!
 
En un momento sus Padres entraron en la sala.
 
-¿Pero que escándalo es este?, ¿a qué vienen esos gritos?- preguntó el hombre.
-Buenos dias, Tio.- le respondí.
-¡Querido!- me dijo mi Tia, mientras me abrazaba, y me daba un par de besos en las mejillas.- ¿cuanto tiempo sin veros?
-¡Lo lamento! Verdaderamente ha sido mucho tiempo desde mi partida. He estado viajando mucho por todo el mundo.- le dije.
-¿No te da vergüenza? Han sido más de cinco años, desde vuestra partida a Viena.- me recriminó mi Tio.- ¡Ven aquí y dale un abrazo a tu viejoTio! 
-No digais eso Tio, no sois tan viejo, tan solo un hombre curtido y experimentado.- le dije en tono algo burlesco.
 
Su abrazo fue fuerte, como lo es él, con unas palmadas en la espalda, que incluso dolieron.
 
-¡Seremos uno más a la mesa!.- informó mi Tio a la servidumbre.
-¡En seguida, Señor!.- respondió uno de los asistentes.
-¡Sentaos, sobrino!- me pidió mi Tia.- Pareceis hambriento y cansado.
-¡Gracias, Tia!- le agradecí.
 
Durante el desayuno les conté cual había sido el motivo de mi regreso a España, esa carta que me envió la Madre de Ella pidiendome que volviese lo antes posible, y todos, absolutamente todos cambiaron el semblante de sus rostros, incluido los criados.
 
-¿Que os pasa, ocurre algo?- pregunté al ver sus rostros.
 
Todos se miraban unos a otros, como esperando a ver quien respondía a mi pregunta, parecía como si nadie quisiera contestar, como si temieran responderme, esta situación empezaba a preocuparme...
 
-Por amor de Dios, respondedme, me estáis preocupando, ¿que es lo que sucede?- les pregunté algo angustiado. 
-¡Querido!- me dijo mi Tia en un tono muy apenado.- Siento ser yo quien os de esta noticia tan terrible, pero hace ya unos quince días que Ella murió.
 
Al escuchar esto, solté los cubiertos que sostenía en las manos, produciendo un gran escándalo al golpear sobre los platos. Sentía como si un rayo hubiese atravesado mi cuerpo. ¡No, no es posible, Ella muerta! Murió antes de recibir aquella carta de su Madre. Pudiera ser que aquel mal presentimiento que tenía antes de la llegada de aquella carta, fuese por la muerte de Ella. Mi viaje ha sido en vano. No he llegado ha verla con vida.
Me quedé paralizado por momentos, parecía como si mi corazón se hubiese quebrazo y dejado de latir, pero ¡no!, aún estoy con vida, por lo tanto mi corazón sigue latiendo.
 
-Tengo que partir enseguida.- les informe mientras me ponía en pie, con lágrimas en los ojos.
-Pero si apenas habeis comido, y mirate, estais agotado.- me dijo mi Tia.- por lo menos descansad un poco, solo un par de horas.
-No puedo perder más tiempo, Tia. Os lo agradezco mucho, pero quiero llegar hoy mismo a la Villa.- le respodí.
 
Me volví hacia mi Tio y le pedí:
 
-¡Tio! Necesito un caballo fresco, para continuar viaje.
-Preparadlo, lo antes posible.- dijo a uno de sus criados.
 
Me prepararon un hermoso corcel negro, con unas brillantes y largas crines. Era un precioso caballo Cartujano, los mejores caballos del mundo.
 
-Tio, no puedo pagaros por este caballo ahora mismo, os mandaré la valía que le pongáis en cuanto me sea posible.- le dije.
-Es el orgullo de mi cuadra, pero es tuyo.- me dijo.
-¡Pero Tio, no puedo aceptarlo es un animal muy valioso!- le repliqué.
-Lo compré hace unos años, cuando era un potrillo, para vos. Quería entregároslo en cuanto volviérais a España, y así ha sido. A veces llegué a pensar que nunca os lo podría entregar, y creo que es el momento más oportuno. Vuestras Primas lo bautizaron con el nombre de "Lucero Negro".- me explicó.
-Gracias Tio, es un animal magnífico.- le agradecí.
 
Subí a lomos del caballo y cuando me marchaba, me detuve un momento contemplando la hermosa rosaleda del jardín, me volteé hacía mis Tios y mis Primas, parecian como si hubiesen adivinado mis intenciones, ya que todos asentaron con la cabeza, como dandome permiso.
Entonces corté dos de aquellas hermosas rosas, que guardé cuidadosamente en mis alforjas.
Continué mi camino hasta llegar a la gran verja de la entrada, me volví para despedirme saludandoles con la mano, a lo que todos respondieron de igual modo.
Acaricié el cuello de mi montura, e inclinandome un copo, le hablé al oido:
-Querido Lucero Negro, me temo que te vas a arrepentir de haberme conocido.
 
Y salí de allí lo más rápido que este caballo pudiese llevarme. Era un magnífico caballo muy fuerte y muy veloz, justo lo que necesitaba en estos momentos.
 

3 comentarios:

Leiberth.. dijo...

me gusta mucho ehh.!!!

•●Lady Agatha●• dijo...

por que me parecio tan triste???

y por que ha hecho saltar lagrimas de mis ojos??

es que yo estaria aun mas impaciente que el...es tan fuerte esa noticia.... y que se la soltaran asi...tan de golpe..

quience dias!!!!!!

y el nisiquiera puedo despedirse de ella..

Por Dios que ahora estoy sencible...

gracias por este maravilloso capitulo Sir Batoosahi....realmente lo he disfrutado...y llorado...

me encanta esta historia.... me encanta!!!!!..

y voy a por mas!!!

gracias por compartirlo con nosotros

besos y abrazos GRANDOTES para ti..

Aradia dijo...

Vayaaaa no ha llegado a tiempo pero presiento que esta hermosa historia termina bien...muy emotivo y precioso el capitulo....me encantaaaaaa!!!!besoss.