jueves, 24 de febrero de 2011

UNA NUEVA VIDA, 1ª PARTE: La vuelta a la vida.

MUCHAS PERSONAS, DESPUÉS DE HABER FINALIZADO LA HISTORIA DE "ELLA", ME HAN PEDIDO QUE ESTA HISTORIA NO PODÍA ACABAR ASÍ, QUE DEBÍA CONTINUARLA, CONTANDO COMO SERÍA LA VIDA DE NUESTRO PROTAGONISTA, TRAS EL FINAL DE ESTA ETAPA DE SU VIDA.

SIGUIENDO LAS PETICIONES DE ESTAS PERSONAS, HE IDEADO ESTA NUEVA HISTORIA, QUE CONTINÚA LA ANTERIOR.

ESPERO QUE ESTA NUEVA HISTORIA SEA DE SU AGRADO.

¡GRACIAS POR ANIMARME A SEGUIR ESCRIBIENDO, VA DEDICADO PARA TODAS ESTAS PERSONAS!



La vida continuaba, Ella había muerto, pero siempre notaba su presencia, siempre la sentía a mi lado, siempre estaba conmigo, nunca más volvería a sentirme solo, y ya jamás, nunca más volvería a sentirme triste.

Así que decidí volver a vivir, salir de mi encierro y mirar la vida de otra manera, dejando atrás la tristeza y la melancolía. Y comencé a volver a tocar el piano en público, de nuevo volví a recorrer el mundo tocando mi piano, y siempre que lo tocaba notaba como Ella estaba a mi lado, en ocasiones, aunque parezca una locura, podía escuchar un arpa, como si Ella me acompañara en cada concierto, yo con el piano y Ella con su arpa, como tantas veces habíamos hecho cuando eramos algo más jóvenes y Ella aún estaba con vida. Esta vez volví a recorrer el mundo pero esta vez no iba solo, pues Ella siempre estaba conmigo, de alguna manera dimos la vuelta al mundo juntos, y me sentía tan feliz.

Pero después de rodar por el mundo durante algo más de año y medio, pensé que sería mejor volver a casa, no era que ya había dejado de gustarme viajar por el mundo y de tocar el piano, pero no sé, necesitaba algo más de tranquilidad. Y añoraba mi tierra, Andalucía, necesitaba volver a ver sus paisajes, sus prados, sus montañas, sus playas, sus ríos..., además echaba de menos el Sol de Andalucía, y lo hermosa que se ve la Luna y las estrellas en las noches de esta maravillosa tierra. Quería volver a ver a mi gente, mis familiares y a mis amigos. En definitiva tenía la imperiosa necesidad de volver a mi Hogar.

Después de tanto tiempo fuera, me era muy grato volver a pisar la tierra que me vio nacer. Era aproximadamente las cinco de la tarde cuando llegué a mi Hacienda, atravesando las plantaciones de frutales y viñedos antes de llegar a la Gran Casona, situada justo en el centro de las plantaciones, rodeada por unos grandes jardines, por los que tanto me gustaba pasear.

Justo cuando me apeaba del carruaje, salía por la puerta Juan, mi mayordomo de confianza y administrador de la Hacienda, y como no, además un buen amigo, que se ocupaba de todos los tramites de ésta mientras yo estuve viajando por el mundo, se dirigía hacia mí con una amplia sonrisa dibujada en su rostro.

- ¡Bienvenido a casa, Señor!- me decía Juan, mientras me daba la mano a modo de saludo.

- ¡Gracias, Juan!, ¿como van las cosas por casa?- le pregunté mientras caminábamos en dirección a la casa.

- Muy bien, Señor, económicamente hablando, la Hacienda va estupendamente, os mostraré los libros de cuentas en seguida.- me respondió Juan.

- Más tarde, por favor, ahora quisiera asearme y descansar un poco, estoy molido del viaje.- le pedí.

- Por supuesto, Señor. Enseguida pediré a la servidumbre que se ocupe de su equipaje, y que le preparen el baño.- me informó Juan.

- ¡Muchísimas gracias! Siempre tan atento.- le agradecí.- Verdaderamente necesito ese baño.

Tras tomarme ese relajante baño y descansar por un par de horas, una doncella me avisó que la cena estaba lista, así que bajé al salón-comedor para tomar la cena. Nada más entrar en el salón-comedor, me encuentro con un chaval, que estaba dejando leña, en la leñera junto a la chimenea. Este chico era desconocido para mí, no lo conocía, no tendría más de ocho o diez años y me extrañó verlo realizando esas tareas en mi casa.

- ¡Chico!, ¿quien eres tú?- le pregunté.

- Mi nombre es Carlos.- me contestó, mientras me miraba muy seriamente.- y tú, ¿quien eres, y que haces aquí?

- Jajajaja.- su desparpajo y manera de preguntar, me hicieron mucha gracia.

En esos momentos Juan entraba en el salón, y le recriminaba al chico:

- ¡Carlos, que manera es esa de contestarle al Señor!

- Este caballero, ¿es el Amo?- preguntó con asombro el chaval.

- Este caballero, es el Señor de esta casa, ¡disculpate!.- le decía Juan.

El chaval se volvió hacia mí, y haciendome una reverencia, me dijo, algo avergonzado:

- Lo lamento Amo, perdonadme por mi comportamiento.

- Tranquilo Carlos, no pasa nada. Solo una cosa, no me llames ¡Amo!, yo no soy el Amo de nadie.- le dije.

- Pero vos sois el Amo de esta casa, y de estas tierras.- me increpó muy sorprendido.

- Yo seré el Señor de esta casa y de estas tierras, pero no soy el dueño de las gentes que trabajan y viven aquí, eso nunca lo olvides. No me gusta esa palabra, Amo, es una palabra que denota propiedad, y ninguna persona es dueña de otra.- le dije, para que negarlo, un poco molesto.

- Pero, es que a los demás señores de la zona, sus empleados le llaman Amo.- me informó Carlos.

- Es posible, pero a mí no tenéis que llamarme así, por favor no lo hagas nunca más, es algo que me desagrada.- le dije.

-Lo siento, Señor.- se disculpó bajando la cabeza y mirando al suelo.

- Vale, no tiene importancia, pero ya lo sabes, no me llames de esa manera nunca más.- le ordené.- ¡Anda!, deja eso y vete a la cocina y come algo, que es hora de comer, y debes de tener hambre.

- ¡Gracias, Señor!, en seguida me voy a la cocina.- decía mientras salía del salón, y ahora se le veía algo más alegre.

Cuando el chico salió del salón, me volví hacia Juan y le dije:

- Juan, sentemonos a la mesa y comamos juntos, no me apetece comer solo.

- Muy bien, Señor, como queráis.- me dijo.

Mientras tomábamos la cena, Juan y yo estuvimos charlando, él me contaba como iban los asuntos de la Hacienda, y yo le contaba como había sido mi viaje. Después de la cena, estuvimos tomando unas copas de brandy, y mientras las bebíamos, le pregunté a Juan por Carlos:

- Dime, Juan, ¿de donde ha salido Carlos?

- Es un chico huérfano.- comenzó a contarme.- Hace ya unos meses un jornalero llegó a esta Hacienda en busca de trabajo, y con él traía a un niño, el niño era Carlos y el jornalero era su padre. Pero este hombre enfermó de fiebres tifoideas, y al cabo de unas semanas murió, dejando solo a Carlos.

- ¿Y su madre?- le pregunté.

- Parece ser que murió en el parto, al nacer Carlos.- me contestó.

- ¿Y no tiene mas parientes?- volví a preguntar.

- Eso es algo que desconoces, ni siquiera Carlos, conoce la respuesta a esa pregunta.- me respondió.- lo único que se me ocurrió, es dejarlo vivir aquí, para que no fuese a parar a un orfanato. Lamento haber tomado esta decisión, sin haberla consultado con vos.

- Nada, Juan, ha sido la decisión más acertada, pero, ¿por qué esta trabajando? es solo un niño debería ir a la escuela y dedicarse a jugar.- le pregunté a Juan.

- ¡Señor! eso ya lo sé, pero es que este chico es tan cabezota que se empeña en ayudar en todo lo que puede, es su manera de pagar todo lo que hemos hecho por él, quiere trabajar, no se deja ayudar, dice que quiere ser independiente y que no soporta que le tengamos lástima, es demasiado orgulloso, aún siendo tan pequeño.- me narró Juan.

- Orgulloso o no, no creo que este bien que trabaje a tan temprana edad, debería dedicar su tiempo a otros menesteres, como a estudiar, ya tendrá tiempo para trabajar, cuando sea más adulto.- le reproché a Juan.

- Lo lamento, Señor, pero es que este chico es tan, tan... cabezota, pero siempre le estamos cuidando para que no haga trabajos muy duros.- se disculpaba.

- Tranquilizate, Juan, no estoy enfadado por ello, pero creo que es preciso hacerle cambiar de opinión, ¿no crees amigo?- le propuse.

- Estoy totalmente deacuerdo con vos.- me respondió.- algo hay que hacer, para que se labre un buen futuro.






6 comentarios:

MEINSÜNDE dijo...

Pero qquee aalegríaa, Batoosahi, esto ssii ha sido toda una ssorpresaa !!!!!!!!

MMee gusta que llaa vida ssigaa para él...

Buen cap., pperoo... por favorrrr sigueeeeeeee
tengo que ssaberr mmáss...

Gracias ... muchos bbesoss... cuídate.

!!!!!! nos sseguimoss leyendo !!!!!!

MEINSÜNDE dijo...

AAAAAAHHHHHH !!!!!!

Se me olvidaba... aacertadaa elección...
una mmelodíaa mmaravillosaa.

•●Lady Agatha●• dijo...

me parece a mi que EL y Juan se convertiran en muy buenos amigos :)..

me ha gustado gratamente este regreso tuyo Sir Batoosahi....ya extrañabamos algo nuevo de esta maravillosa historia que tu has creado...

GRACIAS POR ESCUCHAR NUESTRAS PETICIONES...

deseo ya saber que mas ocurrira con EL...

que hara...y ella...alguna vez la volvera a ver???

me ha gustado mucho...pero mucho... y la musica es simplemente perfecta...

mis felicitaciones Sr presidente jajaja

ya quiero leer el siguiente capitulo...


besOs enormes para ti..con muchisimo cariño...

no dejes de escribir... que nosotros.. no dejaremos de leerte!!!!!!!

MaRy dijo...

Precioso batoosahi, es realamente precioso.
Me encanta qe hayas decidido dseguir escribiendo esta preciosa historiia, :D
Sigue escribiendo vale?
Ah!!1 La melodía perfecta, como todas las qe eliges. Un besito enorme

Leiberth.. dijo...

me encanto !!! ya decia yo que ella no se podia quedar asi!!.. me fascino... enserio.. sigue voy a estar al pendiente de los capi..!!

Aradia dijo...

Me tiene enamorada este relato...su protagonista es un cielo, gracias por hacer una segunda parte es un placer leerlo...besosss