domingo, 19 de octubre de 2014

EL FIN DE LA JORNADA, DE CHARLES BAUDELAIRE.









Bajo una pálida luz
  corre, danza y se retuerce
  la Vida, impura y gritona.
Tan pronto como a los cielos

La gozosa noche asciende
  y todo, hasta el hambre calma,
  ocultando la vergüenza
  se dice el Poeta: «¡Al fin!

Mis vértebras, como mi alma,
  codician dulce reposo;
  de fúnebres sueños lleno,

  la espalda reclinaré
  y rodaré entre tus velos,
¡oh refrescante tiniebla!»

domingo, 14 de septiembre de 2014

TAEDIUM VITAE (TEDIO VITAL), DE OSCAR WILDE.


Matar mi juventud con dagas ansiosas; ostentar
la librea extravagante de esta edad mezquina;
dejar que cada mano vil se hunda en mi tesoro;
trenzar mi alma al cabello de una mujer
y ser sólo un siervo de Fortuna. Lo juro,
¡no me agrada! Todo eso es menos para mí
que la fina espuma que se inquieta en el mar,
menos que el vilano sin semilla
en el aire estival. Mejor permanecer lejos
de esos necios que con calumnias se burlan de mi vida,
aunque no me conozcan. Mejor el más modesto techo
para abrigar al peón más abatido
que volver a esa cueva oscura de guerras,
donde mi alma blanca besó por vez primera la boca del pecado.

domingo, 31 de agosto de 2014

REVERSIBILIDAD, DE CHARLES BAUDELAIRE.


Ángel lleno de gozo, ¿sabes lo que es la angustia,
  la culpa, la vergüenza, el hastío, los sollozos
  y los vagos terrores de esas horribles noches
  que al corazón oprimen cual papel aplastado?
Ángel lleno de gozo, ¿sabes lo que es la angustia?

Ángel de bondad lleno, ¿sabes lo que es el odio,
  las lágrimas de hiel y los puños crispados,
  cuando su infernal voz levanta la venganza
  ven capitán se erige de nuestras facultades?
Ángel de bondad lleno: ¿sabes lo que es el odio?

Ángel de salud lleno, ¿sabes lo que es la fiebre,
  que a lo largo del muro del lechoso hospital,
  como los exiliados, marcha con pie cansino,
  en pos del sol escaso y moviendo los labios?
Ángel de salud lleno, ¿sabes lo que es la Fiebre?

Ángel de beldad lleno, ¿sabes de las arrugas?
¿Y el miedo a envejecer, y ese odioso tormento
  de leer el secreto horror del sacrificio
  en ojos donde un día los nuestros abrevaron?
Ángel de beldad lleno, ¿sabes de las arrugas?

¡Ángel lleno de dicha, de luz y de alegría!
David agonizante curación pediría
  a las emanaciones de tu cuerpo hechicero;
  pero de ti no imploro, Ángel, sino plegarias,
¡Ángel lleno de dicha, de luz y de alegría!

viernes, 15 de agosto de 2014

SED NON SATIATA, DE CHARLES BAUDELAIRE.


Extravagante deidad, oscura como las noches,
 con perfume mezclado de almizcle y de habano,
 obra de algún obi, el Fausto de la sabana,
 hechicera con ijares de ébano, engendro de negras medias noches,

 yo prefiero a la constancia, al opio, a las noches,
 el elixir de tu boca donde el amor se pavonea;
 cuando hacia ti mis deseos parten en caravana,
 tus ojos son la cisterna donde beben mis hastíos.

Por esos dos grandes ojos negros, tragaluces de tu alma,
¡oh, demonio sin piedad! vierte sobre mí menos fuego;
 que no soy el Estigio para abrazarte nueve veces,

¡ay! y no puedo, Megera libertina,
 para quebrar tu coraje y dejarte en las últimas,
 en el infierno de tu lecho volverme Proserpina.

domingo, 13 de julio de 2014

EL GUSTO DE LA NADA, DE CHARLES BAUDELAIRE.




¡Triste espíritu, antaño amante de la lucha,
la Esperanza, cuya espuela excitaba tu ardor,
no quiere ya montarte! Échate sin pudor,
viejo caballo cuyas patas tropiezan en todos los obstáculos.

Resígnate, corazón mío; duerme tu sueño de bruto.

¡Espíritu vencido, extenuado! Para ti, viejo merodeador,
el amor no tiene ya sabor, ni tampoco la lucha;
¡adiós, pues, cantos del metal y suspiros de la flauta!,
¡placeres, no tentéis ya a un corazón sombrío y gruñón!

¡La adorable Primavera ha perdido su olor!

Y el Tiempo me devora minuto tras minuto,
como la nieve inmensa a un cuerpo afectado por la rigidez;
contemplo desde lo alto el globo de su redondez,
y ya no busco en él el abrigo de una choza.

Alud, ¿quieres arrastrarme en tu caída?

domingo, 29 de junio de 2014

sábado, 7 de junio de 2014

LA MUSA VENAL, DE CHARLES BAUDELAIRE.





Oh, musa de mi corazón, amante de los palacios,
¿tendrás tú, cuando Enero suelte sus Bóreas,
durante los negros tedios de las nevadas veladas,
un tizón para calentar tus dos pies violáceos?

¿Reanimarás, pues, tus hombros marmóreos
en los nocturnos rayos que atraviesan los postigos?
Sintiendo tu bolsa tan seca como tu paladar,
¿recogerás tú el oro de las bóvedas azúreas?

Necesitas, para ganar tu pan de cada día,
como un monaguillo, manejar el incensario,
entonar Te Deum en el que nada crees,

o, saltimbanqui en ayunas, desplegar tus encantos
y tu risa humedecida de lágrimas invisibles,
para dilatar las carcajadas de la vulgaridad.

viernes, 16 de mayo de 2014

AMOR CONSTANTE MÁS ALLÁ DE LA MUERTE, DE FRANCISCO QUEVEDO.


Cerrar podrá mis ojos la postrera sombra
que me llevare el blanco día,
y podrá desatar esta alma mía
hora a su afán ansioso lisonjera;
mas no, de esotra parte, en la ribera,
dejará la memoria, en donde ardía:
nadar sabe mi llama la agua fría,
y perder el respeto a ley severa.
Alma a quien todo un dios prisión ha sido,
venas que humor a tanto fuego han dado,
médulas que han gloriosamente ardido:
su cuerpo dejará no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrá sentido;
polvo serán, mas polvo enamorado.

sábado, 10 de mayo de 2014

LA DAMA Y EL ELFO, DE AUTOR DESCONOCIDO.




La Dama Isabel bordaba sentada en su alcoba,
mientras los mancebos la rodeaban alegres.
Entonces ella escuchó que un Caballero Elfo
soplaba su cuerno estremeciendo el cielo.
Era la primera semana de mayo.

Si tuviese aquel cuerno, ella dijo, Que oigo temblar,
al Caballero Elfo que lo toca en mi seno le dejaría reposar...

La Dama dijo las palabras en un suspiro,
y el Caballero Elfo en la ventana fue visto.

Es un asunto extraño, dulce doncella; dijo el Elfo.
Apenas he tocado mi cuerno cuando vuestros labios me convocaron.

¿Vendrá conmigo al Bosque Verde, doncella?
Pues si no lo desea, de todos modos lo hará.

Él salto sobre un corcel, la Dama sobre otro,
y hacia el Bosque Verde juntos cabalgaron.

Desmonta, Dama Isabel, este es el lugar;
este es el sitio en donde morirás.

Piedad, amable señor, piedad por esta doncella;
dejad que vea a mi padre, y a mi querida madre.

Siete hijas de reyes fueron muertas por mí,
y tu único destino es ser la octava.

Reposa conmigo, caballero, apoya tu cabeza en mi falda,
permite que descanse antes de vestir mi mortaja.

Se acercó a él y con caricias lo arrulló,
cautivo de sus encantos, el Elfo se durmió.

Con el cinto de su espada la doncella lo sometió,
y con su propia daga, herida mortal le dio.

Si siete hijas de reyes por tí fueron muertas,
yaced aquí, y sed un esposo para ellas.

sábado, 3 de mayo de 2014

ALMA DESNUDA, DE ALFONSINA STORNI.






Soy un alma desnuda en estos versos, 
alma desnuda que angustiada y sola 
va dejando sus pétalos dispersos.

Alma que puede ser una amapola, 
que puede ser un lirio, una violeta, 
un peñasco, una selva y una ola.

Alma que como el viento vaga inquieta 
 y ruge cuando está sobre los mares, 
y duerme dulcemente en una grieta.

Alma que adora sobre sus altares,
Dioses que no se bajan a cegarla; 
alma que no conoce valladares.

Alma que fuera fácil dominarla 
con sólo un corazón que se partiera 
para en su sangre cálida regarla.

Alma que cuando está en la primavera 
dice al invierno que demora: vuelve, 
caiga tu nieve sobre la pradera.

Alma que cuando nieva se disuelve 
en tristezas, clamando por las rosas
con que la primavera nos envuelve.

Alma que a ratos suelta mariposas
a campo abierto, sin fijar distancia,
y les dice: libad sobre las cosas.

Alma que ha de morir de una fragancia 
de un suspiro, de un verso en que se ruega, 
sin perder, a poderlo, su elegancia.

Alma que nada sabe y todo niega 
y negando lo bueno el bien propicia 
porque es negando como más se entrega.

Alma que suele haber como delicia 
palpar las almas, despreciar la huella, 
y sentir en la mano una caricia.

Alma que siempre disconforme de ella, 
como los vientos vaga, corre y gira; 
alma que sangra y sin cesar delira 
por ser el buque en marcha de la estrella.

sábado, 19 de abril de 2014

SI ALGUIEN LLAMA A TU PUERTA, DE GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ.


Si alguien llama a tu puerta, amiga mía,
y algo en tu sangre late y no reposa
y en su tallo de agua, temblorosa,
la fuente es una líquida armonía.

Si alguien llama a tu puerta y todavía
te sobra tiempo para ser hermosa
y cabe todo abril en una rosa
y por la rosa se desangra el día.

Si alguien llama a tu puerta una mañana
sonora de palomas y campanas
y aún crees en el dolor y en la poesía.

Si aún la vida es verdad y el verso existe.
Si alguien llama a tu puerta y estás triste,
abre, que es el amor, amiga mía.

domingo, 6 de abril de 2014

A UNA TRANSEÚNTE, DE CHARLES BAUDELAIRE.


La calle atronadora aullaba en torno mío.
Alta, esbelta, enlutada, con un dolor de reina,
una dama pasó, que con gesto fastuoso,
recogía, oscilantes, las vueltas de sus velos.

Agilísima y noble, con dos piernas marmóreas.
De súbito bebí, con crispación de loco.
Y en su mirada lívida, centro de mil tomados,
en placer que aniquila, la miel paralizante.

Un relámpago. Noche. Fugitiva belleza
cuya mirada me hizo, de un golpe, renacer.
¿Salvo en la eternidad, no he de verte jamás?

¡En todo caso lejos, ya tarde, tal vez nunca!
Que no se a donde huiste, ni sospechas mi ruta.
¡Tú a quien hubiese amado. Oh tú, que lo supiste!

domingo, 30 de marzo de 2014

domingo, 23 de marzo de 2014

PROSA DE MICHEL DE GUY.


[image847tb7.jpg]

Prosa
 
     Tú me haces falta pero ahora
No más que aquellos que no conozco
     Yo los invento tamizados por tus apariencias
     La tierra que fue rica en mundos
     (Cuando cada rey guardaba una isla
      A razón de sus bienes (ceniza de
     Pájaros, manganeso y salamandra)
Y que náufragos federaban los linderos)
 
      Ahora tú me haces falta mas
     Como aquellos que no conozco
A los cuales imagino con tu rostro la impaciencia
     He lanzado tus dientes a los ensueños
     Te he tratado por encima del hombro
 
  (Hay vestales que reconducen al Pacífico
    Su agua humeante Es después de la partida de los fieles
El océano babea como un mongol en las orejas del lecho
    Carroña endurecida y pelos en el arroyo de sal
         Un elefante blasfema a Poseidón)
 
  Tú no me haces falta más que aquellos
    Que no conozco ahora
      Órfica has devenido He lanzado
Tu ausencia desmembrada en varios valles
 
    Tu me has convertido en huésped Yo sé
                       O invento

sábado, 8 de marzo de 2014

FRAGMENTO TRÁGICO, DE ROBERT BURNS.



Diabólico como soy, condenado a la desgracia;
áspero, terco, irrecuperable villano,
mi corazón todavía se funde en la miseria;
y con sinceros e inútiles suspiros veo
a los desamparados niños del abandono:
Con lágrimas indignadas me planto frente al opresor
regocijándome ante el hombre y su destrucción,
todo su crimen fue un espíritu indomable.
¡Incluso ustedes, sombras desleales! Vuestra es mi lástima;
si, para ustedes, donde el bien aparente se piensa como lástima,
si, para mis pobres, despreciados, abandonados, vagabundos,
el vicio humilde se ha convertido en vuestra ruina.
¡Oh! Pero por mis amigos y la interposición de los cielos
yo he sido impulsado adelante como tú abandonado,
¡yo, el más detestado, el más infeliz entre vosotros!
¡Oh, Dios impiadoso! Tu bondad injusta me dio talento,
y has sido cruel con mis compañeros de barro,
de quienes yo también he abusado.
Si supero a todos los villanos que me precedieron
sólo ha sido por tus dones caprichosos, ciegos.

domingo, 2 de marzo de 2014

CUANDO SEAS VIEJA, DE WILLIAM BUTLER YEATS.




Cuando seas vieja, gris y cansada,
y cabeceando junto al fuego, tomes este libro,
y lentamente leas, soñando con la mirada suave
que tus ojos un día tuvieron, con sus profundas sombras;
Cuántos adoraron tus instantes de alegre gracia,
y amaron tu belleza con amor falso, o verdadero;
pero un hombre amó el alma peregrina en tí,
y amó las penas de tu rostro que cambiaba.
E inclinándote junto al resplandor de los leños,
murmures, un poco triste, cómo huyó el amor,
cómo flotó lejos sobre las montañas,
y escondió su rostro entre una multitud de estrellas.

domingo, 23 de febrero de 2014

EMBRIAGAOS, DE CHARLES BAUDELAIRE.


EMBRIAGAOS.

Hay que estar siempre borracho.
Todo consiste en eso: es la única cuestión.
Para no sentir la carga horrible del Tiempo,
que os rompe los hombros y os inclina hacia el suelo,
tenéis que embriagaros sin tregua.

Pero ¿de qué? De vino, de poesía o de virtud,
de lo que queráis, pero embriagaos.

Y si alguna vez, en las gradas de un palacio,
sobre la hierba verde de un foso.
en la tristona realidad de vuestro cuarto, os despertáis,
disminuida ya o disipada la embriaguez,
preguntad al viento, a la ola, a la estrella,
al ave, al reloj, a todo lo que huye,
a todo lo que gime, a todo lo que rueda,
a todo lo que canta, a todo lo que habla,
preguntadle la hora que es; y el viento,
la ola, la estrella, el ave, el reloj, os contestarán:
¡Es hora de emborracharse!
Para no ser esclavos y mártires del Tiempo,
embriagaos, embriagaos sin cesar.
De vino, de poesía o de virtud;
de lo que queráis.

domingo, 9 de febrero de 2014

PENA, DE MARY ELIZABETH COLERIDGE.




La Tierra que urdió la Rosa,
también es tu Madre, y no yo.
La llama donde brilla el espíritu de vuestra doncella
no fue encendida en ningún lugar
en el que yo haya reposado.
Yo existo tan abajo como el cielo sobre tí.
Era tu fuente y tu ángel, más no podía amarte.

Ofréceme tu consuelo,
alivia este tierno anhelo.
Vuestro sobrenatural encanto me vencerá,
una mano de hierro y un corazón de acero
golpearán, quebrarán y mutilarán,
sin sentir mis lamentos mientras muero.
Vuestra indiferencia es mi infierno,
allí soy débil, infinitamente pequeña.

domingo, 2 de febrero de 2014

ÉL RECUERDA LA OLVIDADA BELLEZA, DE WILLIAM BUTLER YEATS.



Al rodearte en mis brazos,
estrecho contra mi corazón esa belleza
que hace tiempo se desvaneció del mundo:
coronas engastadas que reyes lanzaron
en pozos fantasmales, huyendo los ejércitos;
cuentos de amor tejidos con hebras de seda
por soñadoras damas, en telas
que nutrieron la polilla asesina:
rosas de tiempos perdidos,
que las damas trenzaron en sus cabellos;
lirios fríos de lluvia que las doncellas portaron
por lúgubres corredores sagrados,
donde brumas de incienso se elevaban
y que sólo Dios contemplaba:
ya que el pálido pecho, la mano demorada,
nos llegan de otras tierras más pesadas de sueño.
Y cuando tú suspiras entre besos
escucho la blanca Belleza también suspirando
por aquella hora cuando todo
deberá consumirse como el rocío.
Mas llama sobre llama y abismo sobre abismo,
y trono sobre trono y medio en sueños,
posadas sus espadas en sus férreas rodillas,
tristemente cavilan sobre grandes misterios solitarios.

domingo, 26 de enero de 2014

EL AMOR VIVE MÁS ALLÁ DE LA TUMBA, DE JOHN CLARE.



El amor vive más allá de la tumba,
de la tierra que se desvanece como una sombra.
Yo amo en los abismos,
pues el fiel y verdadero amor
yace en un sueño eterno;
la felicidad de las suaves noches
llora en la víspera del rocío,
donde el amor jamás es reproche.
Lo he visto en las flores,
y en la ansiosa gota de lluvia
sobre la tierra de verdes horas,
y en el cielo con su inmortal azul.

Lo he oído en la primavera,
Cuando la luz certera,
cálida y amable,
flota sobre las alas del ángel,
trayendo amor y música en el aire.
¿Y dónde está la voz,
tan joven, tan hermosa, tan radiante,
que envuelve el encuentro de los amantes?
El amor vive más allá de la tumba,
de la tierra, las flores y la sombra,
yo amo sus torturas,
sus jóvenes y fieles tersuras.

domingo, 12 de enero de 2014

MUERTE NO TE ENORGULLEZCAS, DE JOHN DONNE.





Muerte, no te enorgullezcas, aunque algunos te hayan llamado
poderosa y terrible, no lo eres;
porque aquellos a quienes crees poder derribar
no mueren, pobre Muerte; y tampoco puedes matarme a mí.
El reposo y el sueño, que podrían ser casi tu imagen,
brindan placer, y mayor placer debe provenir de ti,
y nuestros mejores hombres se van pronto contigo,
¡descanso de sus huesos y liberación de sus almas!
Eres esclava del destino, del azar, de los reyes y de los desesperados,
y moras con el veneno, la guerra y la enfermedad;
y la amapola o los hechizos pueden adormecernos tan bien
como tu golpe y mejor aún. ¿Por qué te muestras tan engreída, entonces?
Después de un breve sueño, despertaremos eternamente
y la Muerte ya no existirá. ¡Muerte, tú morirás!

lunes, 6 de enero de 2014

LA MEJOR COSA DEL MUNDO, DE ELIZABETH BARRET BROWNING.



¿Cuál es la mejor cosa del mundo?
Las rosas de junio perladas por el rocío de mayo;
el dulce viento del sur diciendo que no lloverá;
la verdad, con los amigos despojada de crueldad;
la belleza, no envanecida hasta agotar su orgullo;
el amor, cuando somos amados de nuevo.
¿Cuál es la mejor cosa del mundo?
Algo fuera de él, pienso.