domingo, 14 de septiembre de 2014

TAEDIUM VITAE (TEDIO VITAL), DE OSCAR WILDE.


Matar mi juventud con dagas ansiosas; ostentar
la librea extravagante de esta edad mezquina;
dejar que cada mano vil se hunda en mi tesoro;
trenzar mi alma al cabello de una mujer
y ser sólo un siervo de Fortuna. Lo juro,
¡no me agrada! Todo eso es menos para mí
que la fina espuma que se inquieta en el mar,
menos que el vilano sin semilla
en el aire estival. Mejor permanecer lejos
de esos necios que con calumnias se burlan de mi vida,
aunque no me conozcan. Mejor el más modesto techo
para abrigar al peón más abatido
que volver a esa cueva oscura de guerras,
donde mi alma blanca besó por vez primera la boca del pecado.

5 comentarios:

sabores compartidos dijo...

Matar la juventud es una putada, aunque besar la boca del pecado ejjeje eso si esta guapo.
un abrazo amigo

40añera dijo...

es interesante el regusto que deja Oscar Wide siempre en la boca tras su lectura

Un beso

BATOOSAHI dijo...

Sabores... El pecado es siempre tan tentador.
Un gran saludo amigo.

40añera... Me alegra que te deje ese sabor de boca.
Besos.

Gemma dijo...

No pude evitar quedarme absorta con el verso : "trenzar mi alma al cabello de una mujer..." uuaauu fascinante! gracias por seguir ahí y seguir compartiendo! Abrazos mil!!

BATOOSAHI dijo...

Gemma... Gracias a ti por devolverme la visita. Besos.