sábado, 7 de junio de 2014

LA MUSA VENAL, DE CHARLES BAUDELAIRE.





Oh, musa de mi corazón, amante de los palacios,
¿tendrás tú, cuando Enero suelte sus Bóreas,
durante los negros tedios de las nevadas veladas,
un tizón para calentar tus dos pies violáceos?

¿Reanimarás, pues, tus hombros marmóreos
en los nocturnos rayos que atraviesan los postigos?
Sintiendo tu bolsa tan seca como tu paladar,
¿recogerás tú el oro de las bóvedas azúreas?

Necesitas, para ganar tu pan de cada día,
como un monaguillo, manejar el incensario,
entonar Te Deum en el que nada crees,

o, saltimbanqui en ayunas, desplegar tus encantos
y tu risa humedecida de lágrimas invisibles,
para dilatar las carcajadas de la vulgaridad.

8 comentarios:

cora dijo...

no lo conocia, intenso poema de esa Musa

Besitos Bat, feliz dia

maría josé tirado dijo...

Qué intenso!! Creo que todos tenemos que vestirnos de saltimbanqui de cuando en cuando para sobrevivir en esta jungla que es la vida. Un beso!!

sabores compartidos dijo...

No lo conocia, pero bueno a veces uno tiene que disfrazarse un poco para seguir subsistiendo no? ejejej
un abrazo amigo

BATOOSAHI dijo...

Cora... Me alegra mostrarte algo que desconocías. Besos.

María José... Pues sí, hay que darle un poco de emoción a la vida. Besos.

Sabores... La cuestión es sobrevivir. Un gran abrazo.

Verónica Jazzy dijo...

Es una musa diferente a las comunes, pero por lo mismo es especial.
Abrazos.

BATOOSAHI dijo...

Verónica... Las musas siempre son especiales para alguien, besos.

madeleine cabillas dijo...

no lo entendía muy bien...
hasta que analice bien y
me parece muy bonito

y es cierto que hay que disfrazarse aveces para que nadie pueda lastimarte y sobrevivir

bye kisses buen fin,,,,

BATOOSAHI dijo...

Madeleine... En ocasiones hay que leer ciertos poemas varias veces para comprenderlos y ver su belleza. Besos.