domingo, 31 de marzo de 2013

LA ÚNICA CERTEZA, DE CHRISTINA GEORGINA ROSSETTI.


Vanidad de Vanidades, dice el Predicador,
todas las cosas son Vanidad.
El ojo y el oído no pueden llenarse
con imágenes y sonidos.
Como el primer rocío, o el aliento
pálido y súbito del viento,
o como la hierba arrancada del monte,
así también es el hombre,
flotando entre la esperanza y el miedo:
¡Qué pequeñas son sus alegrías,
qué diminutas, qué sombrías!
Hasta que todas las cosas terminen
en el lento polvo del olvido.
Hoy es igual que ayer,
mañana uno de ellos ha de ser;
y no hay nada nuevo bajo el sol:
Hasta que la antigua Raza del Tiempo corra
el viejo espino crecerá en su cansado tronco,
y la mañana será fría, y el crepúsculo, gris.

4 comentarios:

sabores compartidos dijo...

A veces la monotonia se hace dueña de nuestras vidas y no deja que el mañana sea diferente.
Hola amigo ya volvimos, se acabo lo bueno jajajaj
un abrazoooo

adis dijo...

Hola amigo mio, por fin despues de tato tiempo puedo volver a visitarte, he hechado de menos poder sentarme en mi pc y visitar mis blogs preferidos, pero todo llega teniendo calma y paciencia, espero que hayas pasado unos buenos dias en semana santa

besossss

Luján Fraix dijo...

GRACIAS QUERIDO AMIGO POR TUS SALUDOS DE PASCUA, ESTUVE DESCANSANDO UN POCO Y NO VISITÉ LOS BLOGS, PERO LOS EXTRAÑÉ MUCHO.
UN BESO ENORME.
NOS SEGUIMOS LEYENDO.
ABRAZOS

BATOOSAHI dijo...

Sabores... Eso es lo malo, que lo bueno dura poco, de vuelta a la monotonía. Un gran abrazo.

Adis... Hola!!! Me alegra verte de nuevo por aquí,,, lo cual quiere decir que ya estás recuperada???
Besos.

Luján... Todos hemos descansado en estos días,,, y volvemos al ataque con energías renovadas. Besos.