miércoles, 24 de abril de 2013

A LA SOLEDAD, DE JOHN KEATS.


¡Oh, Soledad! Si contigo debo vivir,
que no sea en el desordenado sufrir
de turbias y sombrías moradas,
subamos juntos la escalera empinada;
observatorio de la naturaleza,
contemplando del valle su delicadeza,
sus floridas laderas,
su río cristalino corriendo;
permitid que vigile, soñoliento,
bajo el tejado de verdes ramas,
donde los ciervos pasan como ráfajas,
agitando a las abejas en sus campanas.
Pero, aunque con placer imagino
estas dulces escenas contigo,
el suave conversar de una mente,
cuyas palabras son imágenes inocentes,
es el placer de mi alma; y sin duda debe ser
el mayor gozo de la humanidad,
soñar que tu raza pueda sufrir
por dos espíritus que juntos deciden huir.

5 comentarios:

sabores compartidos dijo...

La imagen es mazo chula, me gusta.
La soledad yo creo que es mejor vivirla un poco compartida no crees? ejejej sería más llevadera.
un abrazo amigo

Gemma dijo...

Bellísimo, como todo lo que publicas, la soledad es inspiración de tantos y tantas poetas..¿qué tendrá la soledad que es la musa de tanta belleza? Un abrazo!

BATOOSAHI dijo...

Sabores... La soledad está bien a veces,, pero no por mucho tiempo. Un abrazo.

Gemma... En soledad pensamos mucho y salen bellas cosas de nuestra mente,,, besos.

adis dijo...

Quizas la soledad a los poetas les de alas para escribir bonitas prosas, pero que triste es vivirla, la odio porque por desgracia la he vivido y reconozco que es capaz de hacertelo pasarlo muy mal y pensar en cosas que mejor olvidar

espero que tu no estes solo

besossss

BATOOSAHI dijo...

Adis... Suelo estar más solo de lo que quisiera,,, pero es mucho peor sentirse solo estando rodeado de gente. Besos.