viernes, 16 de agosto de 2013

EL POSESO, DE CHARLES BAUDELAIRE.


El sol yace bajo un lúgubre manto.
Como él, ¡oh Luna de mi vida!, arrópate con sombras;
duerme o humea a tu gusto; sé muda, sé sombría,
y húndete por entero en el abismo del Tedio.

¡Te amo así! Sin embargo, si hoy quieres,
como un astro eclipsado que sale de la penumbra,
pasearte en los lugares que la Locura encumbra,
¡está bien!, ¡encantador puñal, surgido de tu vaina!

¡Enciende tu pupila con el brillo de los candelabros!
¡Enciende el deseo en las miradas de los rústicos!
Todo lo tuyo me agrada, mórbido o petulante.

Sé lo que quieras, noche negra, roja aurora;
no hay una fibra en todo mi cuerpo tembloroso
que no grite:
¡Oh, mi querido Belcebú, yo te adoro!

5 comentarios:

cora dijo...

intenso con mucha fuerza
feliz dia
besitos

Luján Fraix dijo...

Impactante poema.
Un beso grande querido amigo. Feliz fin de semana.

BATOOSAHI dijo...

Cora... Baudelaire es un escritor con mucha fuerza. Besos y que pases un buen fin de semana.

Luján... Me alegra tu visita y comentario :). Besos, feliz finde.

maría josé tirado dijo...

Que monstruo más feo el de la imagen, para mi que me traumatizó la peli del Exorcista jejeje. El poema es muy fuerte, espero que Baudelaire lo escribiese en su sano juicio ;). Saludos!!

BATOOSAHI dijo...

María José... Tranquila que ese monstruo no muerde.
Muchas gracias por tu comentario y visita. Besos.