miércoles, 9 de octubre de 2013

ALGÚN DÍA NOS AMAMOS, DE ROBERT LOUIS STEVENSON.


"Entre la espesura de bayas y las islas de juncos, como a través de un mundo que sólo fuera cielo, oh firmamento invertido, la barca de nuestro amor se deslizaba. Brillantes como el día eran tus ojos, radiante fluía la corriente y era radiante el vasto y eterno cielo.
Cuando murió la gloria en el dorado crepúsculo, resplandeciente ascendió la luna, y llenos de flores al hogar regresamos. Radiantes fueron tus ojos esa noche, habíamos vivido, oh amor...Oh amor mío, habíamos amado.
Ahora el hielo envuelve nuestro río, con su blancura cubre la nieve nuestra isla, y junto a la lumbre invernal Joan y Darby dormitan y sueñan. Sin embargo, en el sueño, fluye el río y la barca del amor aún se desliza...
Escucha el sonido del remo al cortar sus aguas. Y en las tardes de invierno cuando la fantasía sueña en el crepitar de la chimenea, en sus oídos de viejos enamorados el río de su amor canta en los juncos.
Oh amor mío, ama el pasado...
pues algún día fuimos felices...
y algún día nos amamos. "

5 comentarios:

Cecylya dijo...

Me quedo con esas últimas líneas..."Oh amor mío, ama el pasado...pues algún día fuimos felices...y algún día nos amamos"
Que hermoso y triste poema BATOOSAHI siempre es agradable leer la poesía que escoges,Un Abrazo!

sabores compartidos dijo...

La belleza de los poemas que hablan de tristeza es sublime.
La foto guay.
un abrazo amigo

BATOOSAHI dijo...

Cecylya... Un gran final para este texto. Muchas gracias por tu visita y tus comentarios, besos.

Sabores... Siempre son tan bellos los poemas tristes,,, un gran saludo amigo.

Luján Fraix dijo...

GRACIAS QUERIDO AMIGO POR ESTAR SIEMPRE, POR VENIR A TOMAR EL TÉ VIRTUAL PARA COMPARTIR ALGO DE LO MUCHO QUE TODOS ME DAN, POR TUS PALABRAS. UN BESO GRANDE.

BATOOSAHI dijo...

Luján... De nada amiga mia es un placer visitarte, probar ese delicioso té y dejarte mis palabras, aunque hoy te he visitado y no he podido dejarte comentario. Besos.