sábado, 22 de octubre de 2011

EL VERDADERO AMOR PASA, DE WILLIAM BLAKE.


Mis sedas y mi fino atuendo,
mis sonrisas y mi aspecto lánguido
el amor se lleva
y el lúgubre y flaco desaliento
me trae tejos para adornar mi tumba:
tal es el fin que los verdaderos enamorados hallan.

Su rostro es bello como el cielo
al abrirse los briosos capullos.
Ah, ¿porqué le fue dado
un corazón que es helado invierno?
Su pecho es la venerada tumba del amor de todos,
a la que acuden los peregrinos de la pasión.
Traedme pala y hacha:
traed mi mortaja.
Cuando haya cavado mi fosa
dejad que azoten los vientos y las tempestades;
en la tierra yaceré, frío como la arcilla.
¡El verdadero amor pasa!

1 comentario:

goth gatita dijo...

Es muy bonito lo que escribe Blake, este poeta es uno de los que más admiro y siempre me gusta leer una de sus poesías porque son la fuente del romanticismo. Espero que estés pasando una buena semana. Un saludo.^^