lunes, 20 de febrero de 2012

OCEANUS, DE H. P. LOVECRAFT.


A veces me detengo en la orilla,
donde las penas vierten sus flujos,
y las aguas turbulentas suspiran y se quejan
de secretos incontables.

Desde las simas profundas de valles sin nombres,
y desde colinas y llanuras que ningún mortal ha hollado,
la mística marejada y el áspero oleaje
sugieren como taumaturgos malditos
un millar de horrores, henchidos por el temor
que ya contemplaron épocas hace tiempo olvidadas.

¡Oh vientos salados que tristemente barréis
las desnudas regiones abisales;
Oh pálidas olas salvajes, que recordáis
El caos que la Tierra ha dejado tras de sí;
Una sola cosa os pido:
Guardad por siempre oculto vuestro antiguo saber!

6 comentarios:

adis dijo...

Que bonito, cuantas penas se habran llevado las aguas saladas del mar de esta isla, mias propias unas cuantas, creo que el mar esta lleno de penas que solo el conoce

besotessssss

Aradia dijo...

Si la verdad es que ese océano y esa tierra cuantas imágenes han presenciando...de mucho horror y de inigualable belleza...bellisimo poema, gracias por siempre traernos lo mejor querido amigo, besos y bona nit...

sabores compartidos dijo...

Cierto que Océano y VIento tiene una experiencia y una sabiduría que no está al alcance de todos por eso a mi no me importaria, aunque fuese breve, ser taumaturgo y adquirir sus conocimientos.
Muy reflexivo el poema.
un abrazo amigo

BATOOSAHI dijo...

Algunas penas mias también han caido al mar,,, por eso es salado,,, porque está formado por las lágrimas de los que lloran,,,

Besos!!!!

BATOOSAHI dijo...

Tantas cosas han visto como para llenar miles de enciclopedias,,,, siempre son agradables tus visitas, Adis,, XXX!!!

BATOOSAHI dijo...

La sabiduría aumenta con los años y las experiencias,,, pero incluso el oceano y el viento no puede saberlo todo!!!!
Un calido abrazo, Sabores Compartidos!!!